El docente indecente

El docente indecente deja bastante que desear como ciudadano. Cuando no colabora activamente con quienes someten la educación a extorsiones políticas, se mimetiza silenciosamente con el entorno. Prefiere condescender, aunque tenga que amoldarse a una monserga identitaria. Está intelectualmente desnudo frente a la coacción. No es valiente. Bajo un superficial barniz de formación en su especialidad, carece de nociones sobre lo que es un sistema demoliberal. Eso explica su sumisión ante la nueva religión, que gira en torno a una lengua sagrada.

Lo ocurrido en el IES de Inca Pau Casesnoves es un episodio más en la cesión de la educación a una doctrina política. Empecemos por los hechos. El encargado del Proyecto Lingüístico del centro, propone en los ruegos y preguntas de una reunión de claustro, que el centro se defina en contra de las declaraciones de José Ramón Bauzá sobre la legislación lingüística. Ha preparado un documento, pide el respaldo del claustro y propone un acto de protesta. En realidad, nada de eso haría falta. Todo el mundo sabe que al PP no le interesa lo más mínimo la libertad lingüística. Y que Bauzá sólo pretende sumar unos votos engañando de nuevo a los votantes. Su partido lo hace cada cuatro años. Ya que la propuesta no puede resolverse a la ligera, se pospone la decisión a un claustro extraordinario. Sorprendentemente, la Directora, Joana Prohens, no comprende que los claustros son el marco en el que se discuten la organización, problemática y mejora de un centro educativo, pero que deben ser ajenos al debate político diario, asunto para el que hay otros foros. Se celebra un segundo claustro. Incluso algunos de los profesores que sintonizan ideológicamente con la propuesta, tienen suficiente criterio como para dudar de que los docentes deban valerse de un medio público para manifestarse institucionalmente, a favor o en contra, en cuestiones políticas. La votación se salda con 36 votos a favor de la iniciativa, 24 en contra, y numerosas abstenciones. Así que el IES Pau Casesnoves hará un acto de protesta contra los partidos que quieran cambiar la política lingüística en Baleares. El acto se celebrará  en horario lectivo, de forma que se involucre a los alumnos, y se invitará a más centros a hacer lo mismo.

De nuevo un grupo muy indoctrinado, y también minoritario en el ámbito docente, se vale de la educación  como catapulta. El docente indecente hace proselitismo desde la institución en la que se le ha puesto para educar. Se siente orgulloso de su influencia, como el guardacoches de su gorra, éste para dirigir el tráfico, aquél para dirigir la sociedad. No es lo mismo valerse de la educación, que servir a la educación mediante el desarrollo de facultades, habilidades y conocimientos. El docente indecente es un ideólogo, que ha renunciado al contrapunto crítico y racional que modera su doctrina. Y como no distingue entre educación y política, acaba desvirtuando la primera en beneficio de la segunda. Para ello no hay plataforma más cómoda que las aulas, con un público sumiso, moldeable y carente de puntos de comparación, como hacían los curas en el pasado con los feligreses analfabetos. Además, tiene vía libre y poderosos aliados. Ni claustros, ni juntas directivas, ni autoridades educativas responden a la politización de la educación. El mismo Conseller, Bartomeu Llinàs, ha declarado que en este caso “se trata de una reacción a una acción”. Justifica pues, tan tranquilo, que los funcionarios, que deben cumplir la ley, se valgan de su cargo para inmiscuirse más allá de lo que les compete, en el campo del legislador. Sin duda, necesitan todos unas clases de Educación para la Ciudadanía.

Anuncios

One Response to El docente indecente

  1. Pingback: Tweets that mention El docente indecete « Arturo Muñoz -- Topsy.com

A %d blogueros les gusta esto: