UPyD defenderá la devolución de competencias al Estado

Para UPyD, los grandes partidos han interiorizado una visión fragmentada y parcial de la grave situación económica e institucional española. Los acreedores y la UE censuran el rumbo de la economía española, pero ni el Gobierno ni los principales partidos se atreven a sentar las bases que pongan orden en el despilfarro autonómico. El uso partidista de las instituciones y las ambiciones de sus respectivas baronías les impiden anteponer una visión de conjunto que afronte los verdaderos problemas de fondo. En consecuencia, atenazados por el miedo al coste electoral que tendría abrir el debate del desbarajuste competencial, han renunciado al liderazgo imprescindible en momentos difíciles. Se niegan a reducir el gasto público devolviendo las competencias que gestionan pésimamente.

UPyD no pretende desvestir un santo para vestir otro: no se trata de adelgazar una administración para engordar otra, sino de infundir en las instituciones criterios de eficiencia y racionalidad presupuestaria. El peor enemigo del Estado del Bienestar es el descontrol en el gasto, pues lo hace inviable tarde o temprano. No es pues solamente cuestión de justicia y cohesión social, sino de pervivencia del Estado del Bienestar. Los resultados demuestran que es hora de cuestionarse el principio religioso según el cual las administraciones cercanas y menores son sistemáticamente mejores. La extensa lista de casos de corrupción de Baleares demuestra que los partidos políticos se han valido del solapamiento de las distintas Administraciones, de los servicios públicos, así como de la creación de fundaciones, consorcios y empresas, por intereses contrarios a los de los ciudadanos.

Leer más.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: