UPyD celebra la dimisión de Joana Prohens como directora del IES Pau Casesnoves

 

Arturo Muñoz: “El mundo educativo se está desperezando” · Prohens fue la promotora de la fallida movilización contra la libertad lingüística en los institutos mallorquines que el partido de Rosa Díez fue el primero en denunciar · Para UPyD, la dimisión de Prohens “deja en entredicho la posición de Llinàs” y es síntoma de que “algo puede estar cambiando en la educación balear”


Para Arturo Muñoz, responsable de Educación de Unión, Progreso y Democracia (UPyD) y candidato a la alcaldía de Palma, “la educación es un servicio demasiado importante y sensible como para ignorar su manipulación en nombre de doctrinas e intereses partidistas. Los funcionarios (docentes y autoridades educativas) deben distinguir su función institucional de sus inclinaciones políticas.” De ahí que UPyD considerara inaceptable y fuese el primero en pedir responsablidades el 15 de noviembre pasado, cuando desde el IES Pau Casesnoves, hoy denunciado, se intentó movilizar a la comunidad educativa, incluyendo a menores de edad, en contra de las declaraciones de un político balear en el contexto del debate sobre la libertad lingüística.
“A pesar de que los actos del día 10 de febrero fueron un rotundo fracaso, pues sólo se sumaron 18 centros en toda Baleares”, recuerda Muñoz, “y se disfrazara el acto en nombre de la unidad de la lengua, nadie ignoraba el trasfondo político de la cuestión. No sabemos si la dimisión de Joana Prohens”, publicada en el BOIB de hoy 19 de febrero, aunque presentada un mes antes del día de las movilizaciones, “es consecuencia de haber recibido presiones o de no haberse sentido suficientemente respaldada en su iniciativa. En todo caso, si ha habido extralimitación en las funciones que corresponden a las de un director, Prohens no es la única responsable de lo ocurrido, pues Inspección y Conselleria toleraron y animaron por igual que desde un claustro se invitara a reaccionar contra las declaraciones de un político sobre la libertad de elección de lengua vehicular. El Conseller de Educación, Bartomeu Llinàs, justificó como reacción lo que no es función de los claustros ni de los centros educativos, y finalmente aceptó con disimulo que un acto de trasfondo político se hiciera pasar por actividad complementaria. La dimisión de Prohens deja ahora en entredicho, por tanto, la posición de Llinàs”, afirma Muñoz.
En definitiva, “UPyD considera que es muy sano, pedagógicamente hablando, que el mundo educativo se deshaga de la politización que del mismo se ha hecho durante décadas desde posiciones radicales muy minoritarias en la sociedad balear. La dimisión de Joana Prohens, la sentencia del Tribunal Supremo que reconoce el castellano como lengua vehicular y la pérdida de la mayoría absoluta del STEI-i en las elecciones sindicales son síntomas de que algo puede estar cambiando en la educación balear, de que el mundo educativo se está desperezando frente al nacionalismo y de que las posiciones de UPyD, en este como en otros temas, están en el buen camino y acaban siendo asumidas por la sociedad”, concluye el dirigente de UPyD.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: