Estertores de la legislatura

La última sesión en el parlamento balear nos deja un cuadro que mueve a la tristeza. Es la penúltima de la legislatura. PP y PSOE se han envuelto en acusaciones mutuas haciendo uso de la corrupción como arma arrojadiza. Ambos se escandalizan por los casos que afectan a su contrincante. El PP soslaya sus vergüenzas mediante el desesperado recurso de la falacia tu quoque, el “tú también”. El PSOE contraargumenta con el “y tú más”. Lo peor de todo es que el ciudadano de a pie comprueba, dramáticamente, que los dos tienen razón. Alguien podría pensar que un político noble y hábil, que atajase el problema entre sus propias filas, se ganaría la confianza de los ciudadanos. Pero afrontar así las cosas parece demasiado sutil. La corrupción propia se disimula cínicamente, mientras se denuncia la de los otros.

 

A nivel nacional, el PSOE suma 64 cargos imputados más que el PP. A nivel autonómico, el número de casos del PP es abrumadoramente superior. En realidad, el recuento de casos no es lo esencial, sino el hecho de que unos y otros toleren, practiquen o se aprovechen de la corrupción. En Baleares, la política se ha reducido a poco más que al arte de repartirse las instituciones y porciones de los presupuestos, pactando la concesión de cortijos particulares con quien asegura la aritmética necesaria para acceder al poder. Pese al ruido de la pelea, los dos grandes partidos son dos caras de la misma moneda. Incluso se gobierna ahora gracias a los votos comprados con dinero público, aun habiendo roto con el socio implicado, que ha tenido que recurrir a la estrategia de los batasunos, cambiándose el nombre para disimular su hedor.

 

Sólo UPyD ha presentado en su programa una rigurosa lista de medidas contra la corrupción. No tardarán en copiarlas, ya que también en esto estamos dirigiendo el debate político. En algo se tenía que notar la presencia de un nuevo partido.

Anuncios

One Response to Estertores de la legislatura

  1. Leon ruiz huedo says:

    Cuanta razon llevas. Es la escasa o nula aptitud y actitud de los nefastos politicos que tenemos.

A %d blogueros les gusta esto: