Es una vergüenza que la UIB siga dando cobijo a los batasunos


Tasio Erkizia, un histórico de Batasuna, ofrecerá dos conferencias en Sa Riera y en el edificio Gaspar Melchor de Jovellanos · El nacionalismo radical hace de anfitrión a los proetarras a los que admira
Palma, 4 de abril de 2011
UPyD considera muy grave el hecho que la UIB acoja en su seno conferencias de representantes de la izquierda abertzale, el brazo político de la banda terorrista ETA. No es la primera vez que ocurre, desgraciadamente. Sin ir más lejos, durante las últimas elecciones europeas el edificio Ramon Llull estuvo plagado de propaganda de la marca blanca de ETA, Iniciativa Internacionalista, sin que nadie moviera un dedo. Como en aquel entonces, son grupúsculos separatistas los que hacen el papel de anfitriones de la izquierda abertzale para darles voz en actos para los que no dudan en utilizar medios públicos de un Estado al que aspiran a destruir.
UPyD lamenta el peso que entre los jóvenes universitarios tiene el Sindicat d’Estudiants dels Països Catalans (SEPC), un sindicato minoritario pero ruidoso que marca las directrices entre los estudiantes ante la ausencia de ningún contrapeso sindical en la universidad.
UPyD quiere recordar que la última decisión del Tribunal Supremo de ilegalizar a Sortu ha vuelto a poner de manifiesto que los objetivos de la izquierda abertzale no han cambiado y que, formalidades aparte, siguen siendo los mismos de siempre: los de ETA.
UPyD no entiende que la rectora Montserrat Casas ponga a disposición de representantes batasunos los medios necesarios para que puedan amplificar su mensaje de victimismo patológico y de odio hacia España y nuestro Estado de Derecho. UPyD recuerda que no son una voz política como cualquier otra ya que hace falta más que un lifting para que nos creamos que han aceptado los fundamentos de la democracia. UPyD advierte que los demócratas no pueden ceder ante los que aspiran a derrotar a la democracia, ante quienes dan cobertura al terror para imponer sus ideas. ETA es indisociable de la izquierda abertzale, forman parte del mismo movimiento totalitario, persiguen las mismas metas, sólo que, simplemente, se reparten los papeles. Nos causa una profunda tristeza que cuando todos los demócratas están de acuerdo en que los batasunos no entren en las instituciones para evitar que las conviertan en plataformas desde donde seguir alentando el terror, nuestra universidad les siga ofreciendo medios para ello.
UPyD pide a Montserrat Casas que prohíba estas conferencias en la UIB para bien del prestigio y la dignidad de la institución que dirige y por respeto a una ciudadanía que no hace tanto sufrió las últimas consecuencias de la violencia etarra.
———
Anuncios

2 Responses to Es una vergüenza que la UIB siga dando cobijo a los batasunos

  1. Roberto Mazorriaga Las Hayas says:

    Estimado Arturo,

    En un estado como el actual no puedes pedir peras al olmo. En países más desarrollados democráticamente como en Alemania, sería la propia Fiscalía y las oficinas de defensa de la constitución (Verfassungsschutz) las que se encargaráin de prohibir y perseguir actos de enaltecimiento y defensa del terrorismo y de que se les faciliten medios y materiales públicos.

    En España se puede defender abiertamente el comunismo y el independentismo (catalán, vasco ,gallego). Hay muchos partidos que lo piden claramente (ERC, EA, Aralar) o menos claramente (CIU, PNV); pero lo que es extraño es que se le de tantas facilidades a los partidos y asociacioens pro-etarras.

    La primera batalla, siempre, es la del lenguaje. Y hay que empezar por desenmascarar a estos grupúsculos totalitarios. Jamás condenan los actos de extorsión monetaria, ni de amenzas físicas y muertes que han conseguido que el 10% de la población del País Vasco, 200.000 personas (vascos y vascas que diría algún presidente) abandonasen el mismo, Algún día, algún historiador hablará de ello. Quizás.

    Empiezan por hablar del “conflicto”, “el Estado”,”Madrid”, “el marco de decisión”, “los grupos de la izquierda abertzale”, ” los derechos colectivos del pueblo trabajador vasco” y acaban matando gente y justificando las cartas de extosrión y las pintadas amenzantes de la eusko-mafia vasca. Todos los no nacionalistas acaban con escolta y las sedes del PP, las 3 que hay, en edificios protegidos, con cristales antibalas.

    En Alemania, por su historia reciente, se persigue claramente y se prohibe a los partidos o asociaciones de cualquier tipo, que atentan directamente contra los derechos humanos más básicos (derecho a la vida, libertad de opinión) y contra la propia constitución o ley fundamental alemana.

    En España parece que es al revés. Creo que funciona mucho el miedo y el buenismo rendicionista. Lo curioso es en las famosas universidades progresistas que tanto acogen a los pro-etarras, se persigue, insulta, escupé y amedrenta cuando algún político o persona público (p.ej. Albert Boadella) ajeno al nacionalismo-socialismo imperante y dominante quiere dar una charla.

    Los derechos y las aulas son para los pro-etarras. ¡Qué intente el Circulo Balear o una entidad no nacionalista dar una charla en la UIB, en la Universidad Carlos III, en la Rovira i Virgili o en la Universidad de Barcelona, y verás que les pasa. Al más puro y repetidísimo estilo batasuno, les organizarán una “contra-manifestación” y les reventarán el acto. Más vale que acudan con escolta o dispuestos a recibir insultos y escupitajos.

    Por cierto el nivel de autogobierno en el País Vasco (español; no así en el país vasco francés), con autonomía fiscal casí plena es ya el máximo posible, mayor que en cualquier estado federal o confederal. Provocando una clara desigualdad entre ciudadanos vascos y navarros y el resto. Algo que solo denuncia, coherentemente, UPyD.

  2. En efecto, Roberto, el mundo al revés. La inversión victimista, que convierte en víctima al verdugo, es compartida por mucho descerebrado seducido por la violencia y la propaganda. A los casos que citas, se puede añadir el de Fernando Savater, que tuvo que soportar una encerrona repugnante en la UIB. No hace falta decir que el anterior rector brilló por su silencio al respecto.

    Un abrazo.

A %d blogueros les gusta esto: