El laberinto educativo y lingüístico del PP

Todo es posible en los planteamientos y propuestas del PP en materia educativa. No se avergüence en exponer sus ideas particulares, amigo lector, ya que por exótica que sea, encontrará algún magistrado del PP que la haya defendido previamente en un parlamento. Desde Bruselas, Madrid o Palma, se canta a capella, sin orquestación alguna, lo que hace sospechar que otras son las prioridades de ese partido.

 

Tal vez porque la educación no requiera de un corpus de conocimientos muy técnicos y específicos, como la economía o la hacienda, podemos caer en la simpleza de hacer propuestas que poco tienen que ver con la realidad. Es el caso de la eurodiputada Rosa Estaràs. Supongo que las altas esferas desde las que opera permiten vislumbrar esencias abstrusas y difusas para el resto de los mortales, pero las dificultades de los discapacitados para adaptarse a los centros educativos son un aspecto residual a la hora de explicar el abandono escolar prematuro. No sólo porque en su alegato crítico en el Parlamento Europeo sobre las medidas que se van a plantear, Estaràs no distinguía entre discapacitados físicos y psíquicos, sino porque hace décadas que no se cuestiona la inclusión de los discapacitados físicos en los centros normales de los países avanzados. Es sabido, por ejemplo, que incluso estudiantes con severas limitaciones visuales reciben apoyo de la ONCE con ese fin. Y es de sentido común, que a partir de cierto nivel de discapacidad, en concreto la que tiene causas psíquicas, las necesidades educativas especiales requieren de una atención específica por parte de profesionales expertos. Cantar las virtudes de la integración en los centros ordinarios, suena francamente bien, pero cuando se da la espalda a importantes diferencias entre personas, se acaba en una atención deficiente de estos casos, que sustrae una verdadera atención a la diversidad.

 

Mientras tanto, Esperanza Aguirre anunciaba su intención de convertir la excelencia en algo más que una palabra bonita, y proponía la creación de centros de secundaria donde los mejores alumnos puedan cursar un bachillerato a su nivel. Ciertamente, uno de los dramas educativos españoles, es que casi no tenemos alumnos excelentes. Con sólo un 3% en comparación de otros países que llegan a tener más del 15%, el futuro de una progresiva mediocridad es desolador. Lo sorprendente de esta iniciativa no es sólo que haya despertado las alarmas contra lo que la progresía denomina “segregacionismo”, como si de un nuevo racismo se tratara, sino que ya existen los centros públicos donde se imparte un Bachillerato Internacional de alto nivel y muy exigente, que los dos grandes partidos parecen ignorar. Igualmente despierta un interrogante sobre si el PP tiene un plan nacional riguroso y completo en bien de la excelencia, o se trata del impulso de una comunidad que por su cuenta y riesgo hace la guerra a los desastrosos resultados de la LOGSE-LOE. No parece que poner un parche parcial,  sirva para recomponer las averías del todo.

 

Pero la traca final estaba por llegar. Hete aquí que quien parece llamado a ser Consejero de Educación en Baleares si venciera el PP el 22 de mayo, el Sr. Rafael Bosch, se abstenía (los 16 representantes del PP lo hicieron) en la votación del Consell de Mallorca en la que se decidía imponer a las empresas el uso del catalán en su proceso de licitación de contratos públicos. Chúpate esa. Y lo hacía el mismo día en que su líder, José Ramón Bauzá, anunciaba en Madrid que si ganara las elecciones, el conocimiento del catalán dejaría de ser un requisito en cualquier ámbito de la administración, para ser un mérito. También dijo hace unos meses que derogaría el Decreto de Mínimos, impuesto por su partido, y la Ley de Normalización Lingüística, para desdecirse menos de 24 horas después. Estas son las cosas que ocurren en el partido que dice defender la libertad lingüística.  Al final, uno comprende a Ángel Gabilondo, un señor que sigue siendo Ministro de Educación, aunque se mantenga en un discreto silencio desde que el Tribunal Supremo sentenció que el castellano debía ser considerado lengua vehicular de la enseñanza por igual en las comunidades bilingües. Naturalmente, es preferible no llamar la atención de los jueces cuando tu propio gobierno te deja fuera de la ley.

 

Anuncios

5 Responses to El laberinto educativo y lingüístico del PP

  1. Roberto Mazorriaga Las Hayas says:

    Pues sí, es normal que la gente tenga sus dudas sobre lo que realmente hará el PP en materiá lingüistica. José-Ramon Bauzá y, sobre todo, Carlos Delgado, proclaman una cosa; pero la realidad de las votaciones suele ser otra.

    • Amigo Roberto: carecen de credibilidad porque no tienen cultura política alguna sobre lo que significa la libertad. Además, han caído en la trampa de asumir el concepto de “lengua propia”, a partir del cual se ignora el de lengua oficial. En definitiva, están contaminados de la enfermedad para la que se proclaman como la solución.

      Un abrazo.

  2. Todos tus comunicados, además de bien escritos, me parecen que atacan la retórica (en el mal sentido), que utilizan y seguirán utilizando los políticos profesionales. Sigue adelante los jóvenes seguro que te apoyaran ( y de pronto uno que otro mayor, como yo) en tu interés de dar claridad a temas aparentemente obvios, pero que a la larga y a a corta, son formas que buscan obstruir el pensamiento.
    Saudos

    • Hola, José Arturo. No debe ser fácil seguir la actualidad política española desde Colombia, y temo que a veces sea difícil entender lo que digo. Como has visto, mantenemos la intención de regenerar un panorama en el que los grandes partidos, que aparentemente se pelean, comparten acuerdos esenciales para no cambiar nada.

      Gracias y un fuerte abrazo.

  3. kessy says:

    Un saludo a todos.
    No es novedad este tipo de noticias. Cualquiera , que este un poco atento a este tema sabe que la posición del pp viene determinada por un cálculo de coste beneficio de su postura. Teme enfrentarse, a la deriva liberticida, y ser calificado de radical. A veces entiendo esta postura. Cuando contemplo como la noticia es el juicio a la madre de la Campanario, mientras al mismo tiempo se ven confirmadas nuestras peores sospechas sobre como un gobierno pone en almoneda nuestros derechos con la banda que nos asesina por ser españoles, entonces pienso que este país no tiene remedio.

    No obstante aún comprendiendo su cálculo, prefiero votar a quien se la juega y es coherente en su discurso.
    Un saludo y gracias por que muchos o pocos, nos sentimos representados.

A %d blogueros les gusta esto: