Educación o política

José Ramón Bauzá ha declarado en muchas ocasiones su intención de mejorar la realidad educativa balear. Bien mediante la introducción de valores, como “la libertad y la calidad”, bien convirtiéndola en foco de interés institucional, con la ostentosa expresión “autopistas de la educación”, el Presidente de Baleares quiere corregir los resultados educativos, que por cierto, nos dejan a la cola de España.

 

No dudo de la buena intención de ningún partido para optimizar la educación. Otra cosa es cómo hacerlo. Y si se tiene la honradez y la objetividad como para hacer un diagnóstico real basado en los hechos. Desde que en el año 2000 se implantara definitivamente el marco LOGSE en todo el territorio nacional, que la actual LOE mantiene, los índices empezaron a empeorar. Lo muestran los datos y las pruebas homologadas internacionalmente.  Así que quien pretenda cambiar el estado de cosas, y corregir un rumbo errático, debe atreverse a romper con 21 años de vigencia de un marco legal fracasado. Ruptura –debe haberla- y valentía, para no quedar atenazado por el miedo a los costes políticos de las reformas necesarias, miedo que caracteriza a los políticos melindrosos. De ahí que sea inquietante la intención declarada de conseguir consensos con los socialistas, incapaces todavía de reconocer el fracaso de su hijo político, pues puede conducir a la inoperancia. Contentarles, cayendo en la trampa de asegurarse mutuas aprobaciones, equivaldría a anteponer la política (en el mal sentido de la palabra) a la educación. Digámoslo claramente: la continuidad que piden Antich o el mismo Ministro de Educación, Ángel Gabilondo, es lo peor que podría ocurrir. De hecho, el intento de este último, de lograr un Pacto de Estado en la materia, fracasó por partir de un triunfalismo ajeno a la realidad, que impedía un verdadero cambio. Desde entonces, tenemos un ministro condenado a la condición de figurante meramente ornamental.

 

 

Desde su fundación, UPyD ha planteado cambios mucho más incisivos que la reducción economicista en pro del aumento del gasto, y en la que tan mansamente caen los políticos mediocres, cuando anteponen la adhesión de los sindicatos a cualquier otra consideración. Nuestras propuestas son públicas para cualquiera que se interese. Es lamentable que los mismos que las rechazan en el Parlamento (PSOE y PP) pretendan adueñárselas a posteriori, como acaba de hacer Pérez Rubalcaba con una PNL de 2009, que UPyD presentó para profesionalizar el acceso a la docencia. No parece que los dos grandes estén por la labor de anteponer, como he dicho, la educación a la política. Por cierto, no sentó un buen precedente quien hace muy poco pudo anteponer la economía a la política, y se abstuvo como diputado en el Consell, en la imposición a las empresas de la lengua con la que licitar sus contratos con la administración. Se trata del nuevo Conseller de Educación, Rafael Bosch, que tendrá que demostrar que la libertad de elección de lengua vehicular no será una vez más un simple cebo para pescar votos, tal y como su partido hizo en el pasado y, más recientemente, en Galicia. Todo nuevo gobierno, merece un tiempo y un margen de confianza. Pero mientras no se pase a la acción, todo queda en el terreno de las buenas intenciones.

 

 

 

 

Anuncios

2 Responses to Educación o política

  1. Roberto Mazorriaga Las Hayas says:

    Crucemos los dedos porque refomen la LOGSE como ya se intentó hacer y se abanone la “evolución pedagógica y se vuelvan a transmitir conocimientos básicos (no únicamente “habilidades”) y se premie el esfuerzo y la disciplina.

  2. Al PP todo esto le da igual porque es la enseñanza pública la más perjudicada. Y el PSOE está condenado a oscilar entre un triunfalismo cada vez más ridículo y la improvisación de ocurrencias de fin de semana. La última es el plagio de la propuesta de “MIR educativo” de UPyD, que, una vez que ha generado unos cuantos titulares, pasará al baúl de los recuerdos. Mientras tanto, hay una proposición no de ley en el Congreso desde el año 2009 a la que no han hecho ni caso.

A %d blogueros les gusta esto: