El Dorado. Segunda sesión del cinefórum sobre cine políticamente incorrecto.

 

Muchos han observado la extraña condición de los candidatos de UPyD: tienen cosas que decir. Y no solamente sobre cuestiones políticas de actualidad, sino sobre muchos otros temas. No en vano tienen un bagaje profesional previo, pues casi en su totalidad no han tenido experiencia política anterior. Es el caso de Juan Luis Calbarro, candidato al Congreso por Baleares. Como ponente en la última sesión del cinefórum sobre cine políticamente incorrecto, comentó y analizó la extraordinaria película dirigida en 1988 por Carlos Saura, El Dorado.  

Juan Luis Calbarro desgranó la figura de Lope de Aguirre, protagonista de uno de los episodios más atroces de la conquista española de América. Enlazando aspectos literarios, históricos, biográficos y éticos, comentó los estudios y obras más conocidos sobre una figura, de la que se han servido historiadores y escritores para crear un personaje a la luz de sus interpretaciones particulares. La más conocida es la idealización de Lope de Aguirre como un precursor de los libertarios en contra de la monarquía absoluta y a favor de la libertad del individuo. La más peregrina es la traslación de una ideología política del siglo XX al siglo XVI, para considerar a Lope de Aguirre como un precursor del nacionalismo vasco.

Basándose en su detallado conocimiento del personaje -sobre el que Juan Luis Calbarro ha publicado en una revista especializada en historia- cuestionó esas interpretaciones, para destacar que la expedición a la conquista de El Dorado, fue un episodio verídico que deja en ridículo a personajes tan conocidos como Macbeth, u obras tan valoradas como El corazón de las tinieblas. Los antecedentes, la crueldad, la ambición y los testimonios escritos, demuestran más bien la desinhibición de los instintos más primarios característica de un psicópata, que en pos de un sueño –hacerse rico- aniquila calculada y fríamente a quien no se somete a sus planes. De ahí que la expedición deviene progresivamente en una peripecia siniestra, con tintes grotescos en su fatal desenlace. Lope se habría convertido entonces en lo contrario de un libertario, pues refleja el extremo al que favorece la lejanía de todo poder coercitivo, la ausencia del monopolio de la violencia por parte del estado.

El fenomenal guión de la película de Saura, permite cierta ambigüedad como para no dejar zanjado el asunto. La riqueza del mismo permitió que en el coloquio entre los presentes, se comentara la magistral interpretación de Omero Antonutti, el papel de la mujer en la película, y las debilidades humanas ante el poder. Para concluir el acto, Calbarro recomendó la excepcional novela de Ramón J. Sénder –La aventura equinoccial de Lope de Aguirre– tal vez el mejor imaginario literario sobre el personaje.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: