Derribo por desinfección

60 años después de la muerte de Nerón, Adriano decidió condenar y enterrar las dependencias que quedaban de la Domus Aurea, el inmenso y fastuoso palacio con el que Nerón quiso pasar a la historia. El edificio simbolizaba los efectos que producen los tiranos perturbados por sus ambiciones y sus ínfulas de urbanista excelso. Tras arruinar las arcas del estado para financiarla, Nerón había extorsionado a las fortunas del imperio para continuar las obras, obligando a los pater familias a suicidarse -dejándole parte importante de la herencia- si querían que respetara posteriormente a sus familias.

El ahora plausible derribo del efidicio de Gesa no tendría tanta relevancia arquitectónica, ni estética, como de pura higiene institucional.  La historia de las obras públicas en España –especialmente en Baleares- es un compendio sobre las oscuras maniobras que explican el afán intervencionista de los políticos a la hora de morder el pastel de la contratación. En este caso, instituciones como el Consell de Mallorca bajaron todavía un peldaño más en la miseria moral en la que se sumieron. Porque nadie ignora que la catalogación como Bien de Interés Cultural del edifico de Gesa, no respondía a una pulsión neroniana de arquitecto atolondrado, tampoco a la previsible especulación económica posterior para rentabilizar su desprotección, sino a una vulgar y mafiosa instrumentalización de las instituciones y del urbanismo de Palma. Era una venganza contra los intereses del propietario del solar, por haber osado denunciar la monumental componenda del caso Ca’n Domenge, uno de los ejemplos emblemáticos de la corrupción sistemática de todo lo que tocaba la mesnada de Unió Mallorquina.  El partido de Maria Antònia Munar se valía de su influencia para maniobrar contra todo aquél que no se sometiera a sus burdos intereses, lo que se consideraba muy negativamente como “ir por libre”. El derribo no sería pues cuestión de gustos, mucho menos de endebles valores arquitectónicos, sino de corregir lo que nunca debiera haber ocurrido.

Con esos antecedentes, el empeño de la izquierda y los nacionalistas en dejar las cosas como están -en nombre de lo que suceda a posteriori con el solar- no debería soslayar las consecuencias legales de un asunto que podría tener un serio coste para unas arcas públicas agotadas: los contribuyentes palmesanos tendrían que pagar al propietario del solar unas indemnizaciones millonarias que, más todavía en esta época, tendrían un elevado coste social. Eso, por no hablar de la selectiva sensibilidad urbanística de quien se rasga las vestiduras por los nombres de las calles, la placa de una escultura, o el escudo de un monumento, al mismo tiempo que tolera -a menos de 200 metros del edifico de Gesa- el ruinoso Palacio de Congresos que impulsó. Es tarde para cambiar la historia, pero se está a tiempo de vencer a la corrupción del presente. Tal vez el apoyo de sus votos en el desaguisado sea demasiado reciente como para encubrir ante la opinión pública, una vez más, que la falta de higiene no hubiera sido posible sin el habitual sostén de PSOE o PP, a conveniencia según de dónde soplara el viento.

Anuncios

6 Responses to Derribo por desinfección

  1. Miguel says:

    Una vez más un magnífico artículo sobre la actualidad local de Palma. Pone al descubierto las mafiosas maniobras de políticos “profesionales” de la corrupción para su lucro, sin importarles un pimiento los ciudadanos y el bien común.

  2. Y además, Miguel, en este caso el quebranto económico puede ser de aúpa…

    Gracias. Saludos.

  3. Toni says:

    Otra vez, enhorabuena por el articulo, pero debo matizar alguna cosa sobre este asunto.
    No se si es porque estoy leyendo estos dias el libro de Esteban Urreiztieta “Mallorca es nostra”, que tengo una confrontacion total contra la corrupcion de “Sa princesa” y sus acolitos, tampoco hay que olvidarse de los asuntos corruptor del PP.
    Lo que no es de recibo, es que se derrumbe el edificio de GESA, para que un promotor inmobiliario como es Nuñez y Navarro, que tambien ha tenido sus negocios corruptos y defraudador a la hacienda publica, consiga al final de esta historia construir una urbanizacion de lujo con 4 o 5 edificios que nos cerrara el acceso al mar.
    Si tubieramos una sociedad civil que supiera responder a estos temas a tiempo, no estariamos en estas circunstancias que nos obliga por necesidad a tragar con todos los sapos que nos presentan.
    Tenemos que consiguir y en UPyD se que estan por la labor, es la de conseguir una ciudadania informada y culta, que exiga a sus gobernantes, toquen o no toquen presupuesto, que las decisiones que se tomen, se hagan por el bien del pueblo al que representan.
    En las manifestaciones que han tenido lugar este pasado sabado a las puertas de los juzgados de Via Alemania donde se llamo adeclarar a U-mangarin, la sociedad civil mallorquina la represento ERC y diversos partidos de la la izquieda, la mayoria como no republicanos, esto de la lucha contra corrupcion no es patrimonio de la izquierda, todos tenemos que estar en contra

  4. Hola.Gracias por su opinión.
    1. Si sigue la evolución de UPyD, comprobará que se ha criticado la corrupción por igual, venga de donde venga; de hecho, somos los únicos que mantenemos el criterio de que no puede haber imputados en las listas electorales.
    2. A título personal, me parece que un ciudadano particular puede manifestarse ante los juzgados si lo considera oportuno. Pero no comparto que sea función de los partidos políticos organizar ese tipo de actos. No estamos para hacer el trabajo de los fiscales. El partido que usted nombra -ERC- no me parece un ejemplo a seguir: se manifiesta en relación a este caso, pero nada dice sobre otros que ya han sido juzgados y sentenciados…¿Será porque le interesan las connotaciones políticas del caso Urdangarín, pero no le importan las de otros casos de corrupción?
    3. Mi artículo no defiende ni ataca los intereses del Sr. Núñez, cuyos pagos a hacienda nada tienen que ver con el problema que trato: la instrumentalización bastarda de las instituciones. Por cierto, los 100 millones de euros de indemnización que habrá que pagar a ese señor si no se actúa con inteligencia, también son interés general de los ciudadanos… puesto que son ellos quienes los van a pagar.

    Saludos y gracias.

    • Toni says:

      Agradezo sus comentarios, que para mi tienen gran valor, pero se me mal interpreta, cuando digo que se debemos reprobar y rechazar,me refiero a la corrupcion, sea a titulo individual u organizada, como en las islas hemos vivido.
      Por supuesto que ningun partido politico debe manifestarse ante un juzgado, ya que sabemos, como tiene que ser que son poderes independientes, pero hay una cosa que si podemos manifestarnos como SOCIEDAD CIVIL, parece que los afiliados y simpatizantes de los partidos politicos, al pertenecer a la formacion politica, ya pierden el sentido comun o el criterio personal.
      Por supuesto que los partidos deben y es su cometido el de hacer pedagogia, enseñando y abriendo los ojos a aquel que no quiere ver, esto para mi es crear SOCIEDAD CIVIL.

      La SOCIEDAD CIVIL no excluye a los partidos, que sabemos que todos (unos mas que otros) su fin es el poder y tocar presupuesto, que es en definitiva donde radica el poder de verdad-

      Gracias por su respuesta.

      • Hola, Toni.
        Totalmente de acuerdo en que la reacción de la sociedad civil es fundamental. Y en una sociedad extensa y compleja, la canalización de los cambios tiene que pasar por partidos políticos que los materialicen en las instituciones. Lamentablemente, el escepticismo de muchos, y el infantilismo de movimientos como el de los indignados, ponen las cosas más difíciles.

        Saludos y hasta pronto.

A %d blogueros les gusta esto: