La falacia económica en Educación

Al secuestro de la educación en nombre de falacias identitarias, se suma ahora la falacia económica. El discurso de todos los partidos políticos –sin excepción- ante el anuncio de recortes en el gasto educativo, no sólo es de un simplismo sesgado, sino que da la espalda a los hechos. Los recortes en educación son el menor de los problemas de la enseñanza en España. Lógicamente, no los celebro, habiendo como hay  multitud de vías que explorar para controlar el despilfarro institucional en el que miles de políticos encuentran su modus vivendi. Es evidente que disponer de medios para hacer las cosas es fundamental, y que algunas deficiencias se resuelven con dinero. Pero cuando se extiende por doquier un mantra reiterativo que pretende reducirlo todo a una cuestión económica, cuando lo único que moviliza a sectores supuestamente interesados en la educación es el presupuesto, es el momento de contrastar lo que se dice con algunos datos.

 

La inversión española en educación ha crecido ininterrumpidamente durante décadas, al margen del color del partido que gobierne. El nivel de renta de las familias, el PIB español, y el nivel de estudios de las mismas, ha mejorado continuamente hasta la llegada de la crisis, y sin embargo los resultados académicos han empeorado. Desde el año 2000 –cuando termina de implantarse definitivamente la LOGSE- todas las cifras empiezan a empeorar, incluyendo el número de estudiantes que dejan los institutos sin obtener la titulación de ESO. Países del Este de Europa, o Méjico, que gastan menos que España, obtienen resultados mucho mejores en los informes PISA. España gasta en educación un punto menos que los países de la OCDE (4,3% del PIB), pero los datos no cuadran con el burdo materialismo que hoy se estila.  Francia y EEUU (que gasta más que Finlandia, con un 6.50%) deberían obtener mejores resultados de los que tienen. Dinamarca es, con un 8,28% del PIB, el país europeo que más gasta, pero no es el primero en resultados. Tampoco lo es Suecia, la segunda en gasto, con un 7,47% invertido en educación. Aspectos como la ratio profesor-alumno en Baleares es espectacular: 10 alumnos por profesor; mejor que en La Rioja o Madrid, donde los resultados son superiores. A eso añado mi experiencia particular: a partir de un número muy bajo de alumnos, se rinde menos, se corre el riego de que la clase se relaje demasiado y se convierta en un encuentro entre amigos. Trabajo en un centro con 750 alumnos matriculados y 85 profesores. Calcule el lector.

 

Lo que es urgente es reformar radicalmente un sistema educativo que ha fracasado estrepitosamente. La fórmula del pacto educativo que vuelve a ofrecer el Govern Balear es bienintencionada pero inútil, porque hay quien no está dispuesto a reconocer  que su hijo político –la LOGSE-LOE- ha sido un fiasco. No le va a la zaga el Ministro José Antonio Wert, que ha introducido cambios en el buen camino, pero ha renunciado a cambiar la ley en conjunto. Nunca una mayoría absoluta había servido para tan poco.

 

Los sindicatos de estudiantes ganarían legitimidad si añadieran a sus eslóganes una reforma educativa radical, en lugar de prestarse a ser instrumentalizados por los partidos que idearon el actual sistema educativo. Mientras tanto, acaba de anunciarse en Valencia otro verdadero palo de ciego: la posibilidad de seguir impartiendo clases en el mes de julio, lo que “conciliará la vida familiar y laboral de las familias”. Y es que hay quien confunde la educación con estacionar a los niños el máximo tiempo posible para que no molesten.

Anuncios

3 Responses to La falacia económica en Educación

  1. Toni says:

    Arturo, estas realizando una labor muy pedagogica entre los seguidores de tus post, muchos de nosotros abrimos ya el e-mail para ver si aparece Arturo con su tema semanal y me parece que no eres consciente de ello.

    Vamos al tema que nos traes para analizar, en tu post dice:
    “Trabajo en un centro con 750 alumnos matriculados y 85 profesores. Calcule el lector.”
    Calcula el lector 750/85 = casi 1 profesores por 10 alumnos, pero no me creo que la asistencia a clase sea del 100 % damos un 10% de absentismo, mas tiene que existir personal no decente contratado, pongamos otro 10% de mas. Calculando 675/95 = casi 1 profesor por 7 alumnos, si el centro tiene catering (algunos lo tienen), empieza el despilfarro (muchos docentes y personal auxiliar, comen y cenan gratis con el catering).
    En conclusion tenemos una enseñanza publica a precio de Escuela de Negocios.
    Apunto una solucion, no seria mejor que el Gobierno, dieran “un cheque educacion” a cada españolito y que los padres pudieran elegir el centro que mejor se ajuste a sus necesidades tanto economicas como idiologicas.
    Por supuesto que esto obligaria a los centros a ser mucho mas competitivos entre si. La labor del gobierno (precio consenso entre los partidos politicos), seria el de vigilar la calidad de la ensenañza y controlar el gasto.
    Si no forzamos desde la sociedad civil (esto que tanto nos falta), a que los partidos politicos, junto con los educadores lleguen a un pacto en la educacion y se implante el modelo que mejor nos funcione.
    No se si lo expuesto es una tremenda “chorrada”, pero peor es lo que hay actualmente, con ratios de fracaso y despilfarro muy elevados.

  2. Efectivamente así parece: nunca una mayoria absoluta sirvió para tan poco. “Mieditis aguda” y alineación de sus propios votantes. Constatamos que se necesitará a UPyD para restaurar principios claros en la educación pública.

    Aunque la educación es lo más imortante en cualquier país, la educación pública ha sido destrozada por el pedagogismo-socialista que ha convertido a los centros en inmensas guarderías, donde el nivel ha ido bajando al mínimo común denominador. Los resultados están ahí. El “bien estar” de los que disfrutan de ello y de los liberados sindicales escolares debe ser grande. Los que pueden permitirselo van a la escuela privada.

    En mis tiempos las clases tenían 25-30 alumnos y los profesores impartían varías asignaturas. No creo que ningún colegio privado podría permitirse un ratio de 750 alumnos y 85 profesores, las cuentas no salen y el proyecto es inviable. Salvo cuando se trata de dinero público que cuelga de los árboles, según la creencia de los defensores del “estado del Bien Estar”.

    No se pueden mantener una sanidad pública o una educación pública o lo que sea público, cuando son una fuente inagotable de pérdidas y actuán con parámetros de rentabilidad económica tan diferentes a los del sector privado (que además de ser mejores, tienen que ser sostenibles económicamente).

    El “cheque escolar”, la libertad de elegir y de no tener que pagar 2 veces por el mismo servicio (la educación) es la solución que introduce la disciplina de la realidad, del mercado, un “reality-check”. Así se verá cuales son los servicios educativos relamente demandados por los contribuyentes.

    Lo que no tiene sentido es quitar dinero a los contribuyentes vía impuestos para mantener una educación pública más cara y con resultados peores que la privada. Para eso mejor dejar el dinero en el bolsillo de los contribuyentes o, en el peor de los casos si mantenemos el sistema socializado actual, dar a cada contribuyente el importe correspondiente a lo que cuesta la educación pública por alumno, el llamado “cheque escolar”, y que ellos decidan si con ese dinero mandan a sus hijos a un centro público o a uno privado (de promedio mucho más baratos que los públicos).

  3. Hola, amigos.
    Considero que el cheque escolar es una opción que considerar, y que no habría que rechazar de entrada. En Suecia se aplica. La libertad de elección de los padres podría repercutir en mejoras educativas de los centros, especialmente en las fases educativas no obligatorias. A pesar de eso, me parece prioritario ahora mismo un cambio legal importante que mejore la educación en general. Y a partir de aquí, con una base de sentido común recuperado, incluso los centros públicos podrían competir, como hacían en el pasado, cuando nadie se planteaba en España la fórmula del cheque escolar.
    Saludos y gracias por vuestras aportaciones.

A %d blogueros les gusta esto: