El Govern mantiene el camelo de la publicidad institucional

    Cuando todos sabemos que las arcas públicas están vacías y endeudadas, cuando se ha tenido que recurrir a 355 millones de euros del Fondo de Liquidez para afrontar pagos urgentes, cuando acaba de saberse que el publicista de las campañas del PP en Baleares recibió contratos públicos cuyos importes desviaba al partido, el Govern Balear anuncia un contrato en publicidad institucional por un importe de 1.476.000€ en los años 2013 y 14, … ¡Qué difícil es abandonar las malas costumbres!

La publicidad institucional no sólo es una de las vías más sangrantes para facilitar la corrupción y el despilfarro, sino que es repulsiva conceptualmente. Un equipo de gobierno construye una infraestructura y al coste de la misma, hay que sumar el precio del autobombo por haberla construido. El hecho de vivir en un determinado lugar, es aprovechado -con profusión de medios cinematográficos incluso- para recordarte el trascendental mensaje de que “Mallorca ets tu”.  Alguien tiene intereses en subvencionar la hípica, y al montante de dinero público invertido, hay que sumar la propaganda para que se sepa quién gasta ese dinero, y de qué institución proviene, de forma que tanto o más que la hípica, se hace propaganda de los partidos que gobiernan y sus cargos electos.

    La austeridad –necesaria forzosamente en un país arruinado por la pésima gestión de los recursos públicos- sólo es creíble si los responsables políticos comparten los sacrificios. De lo contrario,  todo queda en otra operación de marketing institucional, en un acto de contrición engañoso, con el que se predica lo opuesto a lo que se hace. Lamentablemente, no hay la más mínima diferencia en este sentido entre los partidos que han gobernado en Baleares. De ahí que UPyD incluyera en sus programas la prohibición total de la propaganda institucional. Sólo así podrá cerrarse drásticamente la puerta a una de las vías estructurales del despilfarro y la corrupción, y favorecer que los políticos tengan un mínimo del valor del que más carecen: ejemplaridad.

Anuncios

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: