“M, el vampiro de Düsseldorf”

Es una satisfacción ampliar la lista de colaboradores en nuestro cinefórum. Juan Antonio Horrach participó por primera vez como ponente el pasado día 15 de noviembre, y esperamos que vuelva a hacerlo de nuevo. Sabíamos a priori que Horrach reunía condiciones excepcionales para un acto de este tipo. Los hechos no hicieron sino confirmar nuestra sospecha.

Como buen cinéfilo que es, Horrach tiene entre sus favoritos a directores como Ingmar Bergman, Robert Bresson, Stanley Kubrick o Fritz Lang. Hay que destacar además, que presentó en abril de 2012 su tesis doctoral sobre René Girard, titulada “Hacia una fenomenología del desarraigo. El lugar de la filosofía en el proceso mimético-sacrificial de René Girard.” Un trabajo fenomenalmente escrito que trata aspectos literarios, psicológicos, históricos, antropológicos, sociológicos y filosóficos, siempre a la luz de las teorías de Girard. Precisamente, la película de Fritz LangM, el vampiro de Düsseldorf”, dio pie a comentar algunos conceptos centrales de las teorías de Girard, como son la función purificadora del chivo expiatorio en épocas de convulsión social, o la estructura mimética de la conducta individual al convertirse en masa.

Sin embargo, a lo largo de la presentación de nuestro invitado y del coloquio siguiente, se trataron temas que nunca pierden vigencia, gracias a los cuales las grandes obras de la literatura y el cine se convierten en clásicos. De hecho, a pesar de tratarse de una película de 1931, se destacó que “M, el vampiro de Düsseldorf” apenas ha envejecido. Resumo muy brevemente los temas comentados e invito a los lectores a ver el vídeo enlazado a continuación.

  1. El papel del estado como garante de una justicia imparcial frente a las reacciones  emocionales que conducen al linchamiento.
  2. La dificultad de determinar el grado de responsabilidad individual en los casos de criminales cuyo diagnóstico oscila entre la psicosis y la psicopatía.
  3. Posibles conflictos entre el Derecho Penal,  los derechos de los acusados, y la seguridad de la sociedad.
  4. La cadena perpetua como respuesta a los casos de criminales sin curación posible.                                                                                                                                                                                                                                                                              
Anuncios

2 Responses to “M, el vampiro de Düsseldorf”

  1. Daniel Terrasa says:

    Gran película y fantástica sesión del cinefórum. De las que hacen afición. ¡Gracias!

A %d blogueros les gusta esto: