Un científico en el País de las Maravillas

                                                                         

    ¿Qué vivencias nos puede contar un médico que se ha atrevido, con verdadero rigor científico, a poner a prueba la eficacia de la medicina alternativa y del monumental negocio que ha generado? Edzard Ernst nos demuestra que quien investiga en pos de la verdad,  lo hace también contra la mentira. Y una cosa lleva inevitablemente a la otra, motivo por el que charlatanes e iluminados de diversa ralea, rechazan la aplicación de la metodología científica en su terreno, al mismo tiempo que divulgan creencias sin fundamento, y conciben la medicina alternativa como si de una religión incuestionable se tratara. Pero lo peor, es que tienen influencia y poder como para silenciar a quien ose destapar la farsa con la que encubren su ignorancia e incompetencia para ejercer una medicina honesta.

     No señores, la verdad no es inocua, y de poco sirve si no despierta el encono de los sectarios, tal y como le ocurrió al Dr. Ernst .

Anuncios

Las trampas del dinero

 

                                                      

     He aquí otro libro de Dan Ariely que permite comprender la complejidad del objeto de estudio de una ciencia humana como la economía. Fenómenos como el efecto anclaje -nuestra percepción del valor depende de un precio de referencia arbitario e incluso de una cifra aleatoria-, la influencia del lenguaje en nuestra conducta al adquirir bienes o pagar servicios, la irracionalidad en los gastos y el ahorro, la influencia del momento en que pagamos un servicio en la percepción de su disfrute, etc., son algunas de las cuestiones que se explican claramente para el profano en economía y, en todo caso, con situaciones reales y experimentales. No basta con afirmar que en determinados aspectos, las cosas son relativas, sino que hay que desmotrarlo. Y eso es lo que logran Ariely y Kreisler, en un libro sobre psicología y economía al mismo tiempo.

Irracionalidad: el enemigo interior

 

    

      Pese a que hace dos siglos que se superó la tradición ilustrada griega -según la cual somos fundamentalmente seres racionales- y es ya un lugar común que nuestra condición es mucho más humilde, pues no nos son ajenos los mecanismos impulsivos, mecánicos y emotivos del mundo animal, no es fácil encontrar una recopilación tan extensa y variada de situaciones reales que lo demuestran, como este libro de Stuart Sutherland. Posiblemente sea uno de los mejores clásicos sobre la razón como forma de conocimiento, pero no sobre sus mecanismos de inferencia, sino sobre las limitaciones y motivos que demuestran su ausencia en multitud de situaciones y áreas, así como cómo corregir nuestros errores. De ahí que las alusiones a la percepción, las ciencias humanas, las matemáticas, la historia e incluso la ética, conviertan este libro en un pequeño gran compendio sobre teoría del conocimiento en general.

Ciencia, filosofía y racionalidad

Pocos filósofos han tenido suficiente dominio de las ciencias naturales como para recomendar con fundamento que filosofía y ciencia no pueden darse la espalda. Es el caso de Jesús Mosterín. Este libro es especialmente adecuado para quien se asome a la relación entre ambas disciplinas, y quiera indagar en lo que se aportan mutuamente. ¿Cree usted que la filosofía actual puede ignorar los descubrimientos de la ciencia? ¿Cree que la filosofía es o sigue siendo un estorbo para el avance científico? Si ha contestado afirmativamente, este libro le ayudará a entender lo motivos por los que debería corregir ese error. En pasajes puntuales del libro, ayudará al lector tener conocimientos básicos de física, pero como la temática fundamental es la filosofía de la ciencia, podrá comprenderse el papel de la razón y la reflexión, como formas de conocimiento para aproximarnos a la realidad en las ciencias naturales. Mosterín recoge aspectos metodológicos e históricos que han significado importantes hitos en la historia del conocimiento y, sobre todo, nos previene de lo que denomina filosofía deleznable, la de Deleuze y compañía….

Imperiofobia y leyenda negra

Sabemos que la Historia es el área de conocimiento en la que más frecuentemente se manipula, se distorsiona, o se altera la realidad. Sin embargo, demostrarlo fehacientemente, está al alcance de muy pocos. Eso es precisamente lo que consigue María Elvira Roca Barea en este deslumbrante libro. El lector descubrirá que también él había asumido acríticamente lugares comunes muy arraigados, sobre distintos imperios, pero especialmente sobre la leyenda negra española. Y además, comprenderá los mecanismos interesados que los crean y los divulgan, hasta convertirlos en verdades que, además de asumidas, resulta una osadía cuestionar. Si la Historia aspira a ser conocimiento, tiene necesariamente que marcar distancia con la ficción superficial y políticamente interesada. Una lectura imprescindible para comprender el problema de conocimiento más frecuente al que se enfrentan los verdaderos historiadores, y que llevará al lector a extrapolar sus conclusiones a muchas situaciones del presente. Advertencia: lectura no recomendada para pusilánimes políticamente correctos. El descubrimiento de la verdad podría resultar nocivo para seguir mantenerse en el pedestal de supuestos humanistas...

¿Truco o tratamiento?

 

No cabe duda. Este libro es la obra definitiva sobre la realidad de la supuesta medicina alternativa. Singh y Ernst, analizan con detalle y profundo conocimiento del tema, las cuatro modalidades más populares: la acupuntura, la homeopatía, la quiropráctica y la fitoterapia. Y lo que es más importante, han logrado una verdadera lección de teoría del conocimiento de principio a fin, ya que conceptos centrales de la investigación farmacológica -como aleatorización o doble ciego- están presentes a lo largo de todo el libro. Además, incorporan sutiles reflexiones sobre el lenguaje usado, las emociones implicadas, la percepción sesgada y la intuición, de forma que aluden continuamente a las formas de conocimiento principales. Al final del libro, aluden también a otras modas supuestamente terapéuticas con las que se construye un emporio económico que puede tener consecuencias muy negativas para un público que, ingenuamente, puede ser confundido y engañado por un efecto placebo que sigue siendo muy inferior a los efectos terapéuticos de la medicina convencional. En definitiva, un libro fundamental para quienes estén dispuestos a distinguir con honestidad la diferencia entre la ciencia y la charlatanería.

Las ciencias sociales como forma de brujería

    Un gran clásico, difícil de encontrar y más bien olvidado, este libro de Stanislav Andreski es una irónica reflexión sobre las maniobras intelectuales con las que algunos científicos sociales han intentado hacerse merecedores del estatus de científicos ante la opinión pública. Desde la aparente medición y cuantificación objetiva de cuestiones humanas, el sectarismo subyacente de las tendencias ideológicas, hasta el uso de un lenguaje mixtificador, Andreski se propuso desvelar las maniobras con las que algunos ídolos de las ciencias humanas en su época, a los que reprocha su falta de rigor y honestidad intelectual, realizaron maniobras de prestidigitación ante un público deslumbrado por una nueva forma de brujería. El daño infligido se constata, por ejemplo, en el sector en el que más psicólogos, sociólogos y pedagogos son contratados –la educación- con una eficiencia inversamente proporcional al número de especialistas contratados.  El autor confía, sin embargo, en que el paso del tiempo, permitirá distinguir la farsa de las verdaderas aportaciones al conocimiento.